comedero para perros

10 consejos para elegir el mejor comedero para perros

Aunque no es lo frecuente, en ocasiones pasa: creemos que a nuestro perro no le gusta el pienso que le hemos comprado, que quizás está en una época baja en apetito o al no comer podemos pensar que está enfermo. Y nada más lejos de la realidad, el problema puede estar en el comedero. ¿Cómo elegir el mejor comedero para perros?

Desde Piensoprofine no solo ofrecemos un amplio surtido de pienso para perros dependiendo de su edad, de si están o no esterilizados, pienso para perros deportistas… pero también otra serie de complementos para nuestras mascotas como comederos. Un utensilio que, a priori, parece no ser importante: nuestro perro seguro que engulle la comida allá donde se la coloquemos. Sin embargo puede ocurrir que el cambio de comedero o no disponer del comedero para perro idóneo para nuestro can puede traer algún que otro problema así como su conservación y mantenimiento.

Consejos para comederos de perros

Limpieza. Parece una obviedad pero igual que nosotros comemos en platos limpios, los comederos de nuestros perros también deben estarlo. No se trata de fregarlos con lavavajillas después de cada comida pero si cada dos o tres días y tener uno de repuesto.

Grande. Siempre opta por comprar comederos de perros grandes ¿por qué? Para evitar que masticando el pienso caiga en el suelo y acabe comiendo de ahí.

Separado del agua. Intenta comprar un comedero de perro que no esté unido al bebedero porque probablemente caiga agua en el otro lado y pienso donde el agua manchando ambos lados. Separa ambas partes en dos recipientes diferentes.

Antideslizante. Sobre todo cuando son cachorros, los perros nunca dejan de jugar por eso nada mejor que comprar un comedero de perros antideslizante para que éste no termine recorriendo algunos metros por la casa…

Colócalo sobre una esterilla. Te recomendamos colocar tanto el cuenco del aguo como el comedero de perros sobre una esterilla cara a proteger tu suelo. Ayudará a evitar manchas en el terrazo o preservar un parquet limpio.

Buena calidad. Cómo no, los comederos de perros deben ser de buena calidad. Debes evitar que estén hechos de materiales malos, que se puedan romper enseguida ya no por ellos si no por nosotros mismos al limpiarlos.

Fácil acceso a la comida. La parte delante del comedero no debe ser muy alta sobre todo si el perro es más pequeño, siempre tienen que poder llegar a cada parte de él con el morro de forma fácil.

Fácil limpieza. Elige un comedero para perros de fácil limpieza sin tóxicos dibujos que puedan contaminar o perjudicar la salud del can (muy poco frecuentes) pero sobre todo que sean de fácil secado.

Comedero de acero inoxidable. Está comprobado que el acero inoxidable es de los mejores elementos para la producción de mil y un productos, también para comederos de perros. No lo olvides.

Comedero sin huecos en la base. Que hayan huecos en la base del comedero puede distraerles e incitarles al hueco y por ende, que éstos vuelven el comedero. Mejor un comedero para perro con base sólida y cerrada.