dieta

La sal en la dieta de los perros

Mucho se ha hablado sobre la ingesta de sal por parte de los canes pero lo cierto es que ésta no es del todo beneficiosa para los animales, tengan la edad que tengan y sean de la raza que sean. Te desvelamos la verdad sobre la sal en la dieta de los perros.

Es de todos sabido que la sal para las personas es beneficiosa si se toma en pequeñas cantidades durante el día. Desgraciadamente hay muchos productos en el supermercado con abundante sal que pueden estar perjudicándonos en un corto espacio de tiempo. Pero la sal en cantidades razonables no es del todo mala ya que ayuda a que tengamos un sistema inmune fuerte, nos soluciona problemas cutáneos, ayuda a disminuir la inflamación del sistema respiratorio, tiene propiedades beneficiosas para episodios depresivos y al contener potasio, es esencial para ayudar a los músculos a funcionar correctamente. Sin embargo, todo esto cambia cuando hablamos de su ingesta por parte de los perros.  La sal en la dieta de los perros puede perjudicar sobremanera a nuestras mascotas.

La comida para perros debe ser equilibrada y contener tan solo una pequeña porción de sal. De hecho, si les compramos comida para perros con demasiada sal éstos seguramente no la quieren ni comer y pensaremos que a nuestro can le ocurre algo y está enfermo pero no, simplemente la comida que le has puesto tiene demasiada sal y la repugna al probarla. Date cuenta que sus papilas gustativas son extremadamente sensibles. Y como referencia, este dato: un perro sano de unos 15 kilos no debería consumir más de 100 mg de sal en un día, así que imagínate si tienes un pequeñito perro en casa. Lo mejor es no abusar de productos con sal y mucho menos premiarle con golosinas con excesiva sal y es que, ¿sabes que podría tener un intoxicación por el consumo de este ingrediente? Algo que provocaría que tuvieras que llevar a tu mascota al veterinario, le aplicara suero intravenoso y le hiciese un análisis para saber cómo se encuentran los electrolitos en su cuerpo.

Las consecuencias del excesivo consumo de sal en la comida para perros puede ser muy perjudicial y más si no nos damos cuenta y seguimos alimentándole mal como si nada. Revisa, sobre todo, la etiqueta de los alimentos. Entre las consecuencias de abusar de sal en tus mascotas: vómitos, escalofríos, demasiada sed, cansancio, tristeza, somnolencia, acumulación de líquidos en el cuerpo, falta de apetito, diarreas e incluso daños importantes en su pequeño riñón. Recuerda, la sal no es buena. No abuses.