obesidad en gatos

Obesidad en gatos, cómo prevenirla

Los gatos son unos seres tiernos, adorables y juguetones. No en vano la mayoría de los vídeos en internet son vídeos de gatos. Y es que los gatos son una de las mascotas más queridas por la gente. Sin embargo, uno de los problemas que sufren muchos de los gatos domésticos de nuestras ciudades es la obesidad en gatos.

¿Cómo no evitar darles de comer, si tienen hambre? Para muchos dueños de gatos es difícil prevenir la obesidad en gatos porque son incapaces de decirles que no cuando empiezan a pedir comida con insistencia y haciendo muecas. No obstante, existen unos cuantos consejos para prevenir la obesidad en gatos y muchos piensos de calidad para ellos. En este artículo nos proponemos darte algunas claves para que tu gato no padezca obesidad y esté en perfecta forma.

Por ejemplo, una de las mejores formas de prevenir la obesidad en los gatos es no mezclar. Es decir, evita que el gato coma tu comida. A veces esto es difícil, porque los gatos son unos animales especialistas en pedir comida y “poner ojitos”, pero lo mejor para su salud es que no lo hagan y que únicamente coman de su comida. Así, podremos prevenir la obesidad en gatos de la forma más eficaz, dado que lo principal es que los gatos tengan una alimentación adecuada a sus necesidades y con piensos de calidad, no cualquier cosa.

Otra manera de prevenir la obesidad en gatos es evitar el sedentarismo. Está claro que no es factible sacar de paseo a un gato por la calle como si fuese un perro, pero sí que hay pequeñas cosas que puedes hacer para que tu gato o gata sea menos sedentario. Por supuesto, depende de cada felino en cuestión, los hay que les gustará jugar con pelotas o juguetes, y otros se divertirán saltando de un objeto a otro. Intenta encontrar lo que a tu gato le guste y así estará más sano.

Piensos de calidad

Llevarlo al veterinario es otra forma de prevenir la obesidad en gatos, dado que en numerosas ocasiones no somos conscientes de que nuestro gato está obeso. De hecho, se calcula que un 60% de los dueños de gatos obesos no saben que el suyo lo está, por lo que llevarlo al veterinario a una inspección rutinaria puede ser a veces la mejor de las soluciones de cara a prevenir la obesidad en gatos y evitar que tu mascota tenga problemas derivados de esta condición.

Por último, elegir un pienso de calidad y dosificarlo, puede ser una buena forma de evitar la obesidad en gatos, dado que los piensos no tienen todos los mismos componentes ni tienen la misma carga calórica. Así, en función del estado de tu gato puedes escoger un pienso con más o menos calorías para poder ajustar su peso. Además de esto, otra gran ayuda puede ser dosificar el alimento. Si quieres prevenir la obesidad en gatos, una de las mejores cosas que puedes hacer es evitar que el gato tenga acceso al alimento en todo momento: Tásale la cantidad y los momentos al día en que puede acceder a la comida y su salud estará bien.