Entradas

La socialización de tu perro

images

La personalidad de nuestro perro es flexible e indeterminada. Los perros puede ser exuberante o tímido; amistoso u hostil; agresivo o pasivo o alguna combinación de los anteriores. Estas diferencias en la personalidad pueden en cierta medida ser por la raza, o la genética, pero normalmente se basa en cómo y en qué medida cada perro en particular ha sido socializado.

Entonces, ¿qué es la socialización de tu perro?

En pocas palabras, este es el proceso en el que tu perro aprende a relacionarse con la gente, otros perros y otros animales. Usted es sin duda consciente de que la relación con su perro  va a ser positiva o negativa dependiendo de la relación que tengan. Este mismo principio se extiende a la relación que su perro va a tener con otros animales. La socialización de su perro va a ser buena si a temprana edad la ve que usted ante extraños y otros perros muestra confianza.  Eso hará que en el futuro tenga la misma actitud positiva ante estas situaciones.

La socialización de tu perro comienza en el hogar

Es importante que la socialización comience a temprana edad. Entre las tres y doce semanas, un cachorro será sensible a las experiencias de socialización, lo que significa que todos los contactos positivos que tenga con otros seres vivos aran que su futuro sea mejor.  El problema, sin embargo, es que a esta edad el mundo exterior sigue siendo un lugar peligroso para un cachorro. Sus vacunas han hecho más que empezar, y no es tan resistente a infecciones potencialmente mortales como será en el futuro. A esta edad tierna, un cachorro debe mantenerse en ambientes protegidos, lo que significa, básicamente, su casa y tal vez su patio trasero. Por lo tanto, la socialización de tu perro en esta etapa se limitará al contacto con esos seres que comparten su espacio de vida – usted, sus otros miembros de la familia, y cualquier otro perro, gatos u otras mascotas que pueda tener.

La socialización de tu perro con los humanos en esta etapa es relativamente sin problemas. Tocarlo, acariciarlo, abrazarlo, jugar con él, hablar con él con una voz suave y amable.  Si él es parte de una camada entonces él puede aprender a socializar con otros perros a través de sus hermanos y sus padres; pero por supuesto, en la mayoría de casos se separará un cachorro de la camada relativamente temprano, por lo que este tipo de socialización natural puede no ser posible. Si hay un gato u otro perro en su casa cuando llega el cachorro, lo principal es asegurarse de que los otros animales lo conozcan gradualmente, de modo que todos puedan llegar a conocerse.

La importancia de continuar socializando a nuestro perro

La socialización de tu perro comienza temprano en la vida, pero es un proceso que nunca puede parar. Hay perros que entran en ciertos períodos de su vida que muestran un comportamiento hostil o temeroso, incluso si han sido bien socializados antes. La adolescencia es el primer período; en torno a la edad de cuatro meses y medio (el comienzo de la adolescencia para la mayoría de los perros), pueden pasar por cambios repentinos de personalidad.

Muchos propietarios de perros han experimentado este tipo de cambios en la personalidad cuando sus perros están entre las edades de ocho meses y dos años. El punto importante es darse cuenta de que el proceso de socialización debe ser permanente y perpetuo. Usted debe llevar a su perro a lugares públicos, como parques, donde puede estar expuesto a nuevos perros y personas casi todos los días si es posible. Incluso puede organizar reuniones de juego con otros dueños de perros para asegurarse de que su perro sigue teniendo contactos gratificantes y divertidos durante toda su vida.

Si su perro comienza a reaccionar con hostilidad hacia otros animales o personas, se recomienda que utilice alimentos que puedan ayudar a cambiar esas reacciones. Dele el alimento que le encante cuando vea o este con perros extraños, gatos o las personas que se acerquen eso hará que el perro asocie nuevos conocidos con los placeres de la comida.

La socialización de tu perro es importante porque va a determinar qué tipo de personalidad va a tener. Usted quiere que sea acogedor, amable y de confianza; esto significa que tendrá un compañero perfecto para usted y para toda la familia. También significa que no tendrá que preocuparse de ser demandado debido a que su perro ha atacado alguna persona o alguna mascota.

Lo más importante, es  que si su perro está bien socializado será un perro feliz, y eso es lo que desea su dueño.

Pienso recomendado

Pienso profine