1

Tipos de ejercicios para perros con sobrepeso

Un perro sobrealimentado es un perro con menor esperanza de vida. Una correcta alimentación y realizar ejercicio físico a menudo le ayudará ya no solo a tener mejor calidad de vida sino incluso a adelgazar esos kilos de más que pueden derivar en ciertas enfermedades y problemas en su organismo.

Es inevitable. Nos miran con cara de querer más comida, nos provocan ternura y claro, decidimos darles más de lo que en realidad su cuerpo necesita. Y es que los perros, como las personas, cuánto más comen más hambre tienen y eso es algo que tenemos que aprender los humanos. Comprar pienso de calidad es fundamental así como dosificarle la comida y no salirnos de la dieta recomendada por su veterinario.

Ejercicio físico en perros con sobrepeso

Debes tener en cuenta que un perro con sobrepeso u obeso no puede empezar a realizar ejercicio repentinamente si antes nunca lo ha hecho. Piensa que como una persona, necesitará ejercitarse gradualmente. Es preciso que lleve a cabo una actividad progresiva y moderada hasta que vaya acostumbrándose.

Nunca hay que ejercitar más de 20 minutos a tu perro cada día y hay que tener en cuenta que los perros obesos pueden arrastrar debido a ello otros problemas como displasia o artrosis por lo que el ejercicio físico continuado  o de gran intensidad puede causarle graves problemas en vez de beneficios.

Los perros con sobrepeso pueden desarrollar callos en sus patas, revisa sus codos antes de empezar a hacer ejercicio para ayudar a que adelgace. Ayúdale con una actitud cariñosa y positiva, no le riñas, le va a costar pero poco a poco lograrás que tu perro con sobrepeso empiece a hacer ejercicio físico. Paciencia.

Tipos de ejercicios físicos para perros con sobrepeso

Paseos largos

Intenta que los paseos con tu perro obeso sean algo más largos de lo habitual y con más frecuencia. Por ejemplo que éstos sean de más de 20 minutos y hasta 3 veces al día. Debes ayudarle a que se mueva y se sienta activo.

Consejos: déjale que olisquee, que se relacione, no tires con la correa… que sea un paseo más largo pero natural. Mímalo y acarícialo.

Libertad de movimientos

Debe sentirse libre de andar y de hacer ejercicio de forma natural. Que se rodee de otros perros, que vaya al pipi can, que explore otras zonas… poco a poco tendrá más ganas de salir y hacer ejercicio. Lleva siempre agua por si tuviera calor y no tuvieras una fuente cerca. Lo agradecerá.

Jugar con la pelota

Es la gran amiga de los perros, la pelota. Juega con él a que persiga la pelota. Además ayudarás a que promueva sus reflejos, a que siga órdenes, a que sus huesos se muevan y su pelo sea más sano todavía. Eso sí, no le premies con chuches o al llegar a casa con más comida.

Un paseo por la playa

Hacer ejercicio sobre la arena siempre exige mayor energía, también para perros obesos. Un pienso light y a correr por la arena es un buen plan. Ejercitarán patas, abdomen, espalda, cuello y jugarán con el agua de la orilla. Se sentirá mucho más feliz.